banner Vinoturismia

Guía independiente de bodegas, cultura del vino y enoturismo en la Denominación de Origen Calificada Rioja

16 de noviembre de 2018

Bodegas Olarra

Características

Bodega de especial interés turístico, Arquitectura de autor, Bodega en la que puedes comer

Bodegas Olarra (Logroño)
  • Principales marcas de vino: Añares, Cerro Añón, Summa
  • Subzona vitivinícola: Rioja Alta
  • Municipio: Logroño
  • Provincia: La Rioja
  • Dirección: Polígono de Cantabria, s/n - CP: 26009
  • Teléfono: (34) 941 235 299
  • Email: enoturismo@bodegasolarra.es
  • Horarios de visita: de lunes a domingo, con cita previa
  • Idiomas disponibles: castellano, inglés y francés (con reserva)
  • Nº mínimo y máximo de personas por grupo: máximo 50

Bodegas Olarra

Olarra fue absolutamente pionera a la hora de dotarse de un edificio de interés arquitectónico. Entre las bodegas modernas de la Denominación de Origen Calificada Rioja, el interés por contar con construcciones singulares, que sean al mismo tiempo un espacio de elaboración de vino y una sede social emblemática, ha surgido en fechas relativamente recientes. La inauguración de CVNE-Viña Real, Juan Alcorta, Ysios, Darien, Regalía de Ollauri o el hotel de Marqués de Riscal se concentra en un espacio de tiempo que va de 2001 a 2007. Bodegas Olarra se adelantó tres décadas a todos estos proyectos, con el mérito añadido de hacerlo en una época, los años setenta, en la que eran habituales las bodegas funcionales, carentes de cualquier pretensión arquitectónica, de aspecto similar al de las plantas industriales de cualquier polígono suburbial.

El proyecto, obra del arquitecto Juan Antonio Ridruejo, fue inaugurado en 1973 en una zona semirrural de las afueras de Logroño, que con el paso de los años se ha convertido en uno de esos polígonos industriales a los que nos referíamos. El edificio se caracteriza por tener una planta en forma de “Y”, con un cuerpo central dedicado a las labores de vinificación y dos brazos laterales simétricos, uno habilitado como espacio de almacenaje y el otro destinado al embotellado de los vinos. En el ángulo que forman el brazo central y uno de los laterales aparece el elemento arquitectónico más original del conjunto: un conjunto de 111 pirámides hexagonales recubiertas de teja, a ras de suelo, que forman una especie de círculo cuyo diámetro vendría a coincidir con la longitud del brazo principal de la “Y”.

La concepción de estas pirámides no obedece a criterios exclusivamente estéticos. Debajo de ellas, soterrada, se encuentra la nave de barricas, de modo que las pirámides constituyen un peculiar tejado cuyos múltiples planos inclinados consiguen que la incidencia de los rayos del sol sea menor. Gracias a este efecto y al grosor de los muros de la nave, metro y medio de hormigón armado, la temperatura se mantiene estable de manera natural, como en las cuevas o calados tradicionales.

La bodega alcanza producciones anuales que oscilan entre los 12 y los 14 millones de litros de vino. Para ello cuenta con un centenar de depósitos de acero inoxidable donde se realiza la fermentación alcohólica; una cincuentena de depósitos de hormigón en los que se lleva a cabo la maloláctica; diversas tinas de madera de gran capacidad destinadas a la homogeneización de los vinos, y unas 26.500 barricas de roble francés y americano, dispuestas en cinco alturas.

La sala de barricas es la más atractiva de la bodega. Provista de un lucernario en el centro y accesible por una escalera de caracol sin punto de apoyo, su techo de hormigón está decorado con celdas hexagonales que remiten a las pirámides exteriores. Junto a éstas, en uno de los extremos de la bodega, se encuentra el domicilio social, que incluye varios salones y un comedor para ochenta comensales. La planta inferior comunica con la nave de barricas mediante una puerta de madera.

Desde mediados de 2010 la bodega cuenta con un amplio espacio de eventos, tienda y wine bar en el vestíbulo, provisto de cinco pantallas panorámicas de gran formato, y con una sala de catas profesional con capacidad para 30 personas.

La visita estándar (de una hora y media de duración aproximadamente, siempre con reserva previa) concluye con la degustación de un vino tinto crianza y un aperitivo. También se realizan visitas con curso de iniciación a la cata, que incluyen la degustación de ocho vinos del grupo bodeguero Olarra (tres horas de duración). Es posible, por último, realizar una degustación de cuatro vinos y un aperitivo sin visitar la bodega (8 euros por persona), así como encargar comidas o cenas para grupos de ocho o más personas.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn Share with friends

Deja un comentario

No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.


Culto al vino

Bodega Contador

Benjamín Romeo comenzó a elaborar sus primeros vinos en una cueva centenaria horadada en la colina donde se alza el castillo de San Vicente de la Sonsierra, y continuó en... [ + ]

Bodegas Olmaza

Bodega familiar de elaboración y crianza fundada en 1989 en San Vicente de la Sonsierra (Rioja Alta). Posee 45 hectáreas de viñedos propios en los términos municipales de San Vicente... [ + ]

Hotel Casona del Boticario (H***)

La Casona del Boticario es un hotel con encanto especialmente dedicado al enoturismo. Está ubicado en el centro de San Vicente de la Sonsierra, uno de los principales enclaves vitivinícolas... [ + ]