banner Vinoturismia

Guía independiente de bodegas, cultura del vino y enoturismo en la Denominación de Origen Calificada Rioja

17 de agosto de 2017

Las bodegas del Barrio de la Estación de Haro van a por todas en su segunda gran cata

12/05/2016 Javier Ochoa
Edición 2015 de la Cata del Barrio de la Estación de Haro.

Muchos aficionados al vino desconocen que algunas de las bodegas más emblemáticas de Rioja (y por ende, de España) se concentran en un espacio urbano relativamente reducido, que se formó en Haro en la segunda mitad del siglo XIX en torno a la estación de ferrocarril. Sus edificios más característicos son construcciones de piedra con muros de mampostería y en algún caso están prácticamente pared con pared. Es el Barrio de la Estación, uno de los conglomerados de bodegas más singulares del mundo, donde nacieron y tienen su sede CVNE, López de Heredia Viña Tondonia, Muga, La Rioja Alta, Bodegas Bilbaínas, Gómez Cruzado y Roda. En su mayor parte, empresas centenarias que son historia viva del vino en nuestro país.

Hace poco más de un año decidieron asociarse con el objetivo de convertir el barrio en un destino enoturístico de primer orden, y de esa asociación surgió la idea de organizar una gran cata anual. Una jornada en la que el barrio fuera cerrado al tráfico y los visitantes pudieran ir de bodega en bodega con una entrada conjunta, conociendo las instalaciones y las señas de identidad de cada una, probando algunos de sus mejores vinos y acompañándolos con una tapa de La Rioja. La primera Cata del Barrio de la Estación fue un éxito de público y para la segunda (que se celebrará el próximo 17 de septiembre, sábado) los organizadores han apostado fuerte. Las entradas se han puesto a la venta con más de cinco meses de antelación y además se han diseñado paquetes de viaje desde varias capitales españolas y desde el Reino Unido. Se trata de posicionar el barrio como un enclave bodeguero de referencia también a escala internacional.

Y sin duda reúne condiciones para ello. Juan Antonio Leza, codirector de Bodegas Gómez Cruzado y actual presidente de la Asociación para el Desarrollo Turístico del Barrio de la Estación, lo define con humor como “un polígono industrial, pero un polígono industrial del siglo XIX”, con una oferta cultural para aficionados al vino sensibles. El tesoro siempre ha estado ahí, pero ha sido en los últimos años cuando las bodegas han empezado a explotar de verdad sus posibilidades. Han reformado sus instalaciones, han estudiado sus archivos, han creado nuevos espacios, han definido y profesionalizado las visitas y se han dotado de un wine bar en el que los visitantes pueden probar sus vinos por copas, con independencia de que realicen un recorrido guiado o no. Hoy todas ellas cuentan con uno.

Los recursos que aúnan las siete en una extensión de terreno tan acotada son difíciles de encontrar en cualquier otro lugar de España; puede que del mundo. Calados excavados a pico, talleres de tonelería artesanal, impresionantes parques de barricas, arquitectura de vanguardia, botelleros con solera, vidrieras modernistas, exposiciones de artistas de talla mundial, una obra de ingeniería del estudio de Gustave Eiffel, terrazas al aire libre con vistas del río Ebro y de los Montes Obarenes... Y, por supuesto, un puñado de marcas míticas o enormemente populares, como Viña Tondonia, Cune, Imperial, Honorable, Muga, Viña Pomal, Viña Ardanza, Roda, Monopole o Viña Alberdi, por citar algunas.

El germen y aglutinante de todo esto es un último recurso turístico que no se puede adquirir ni inventar, sino que se tiene o no se tiene: la historia. Los orígenes del Barrio de la Estación de Haro están unidos a los de Rioja como región vitivinícola moderna, y su interés trasciende lo enológico, ya que la actividad del barrio se convirtió en un motor de transformación económica y social. Pero todo esto es mejor aprenderlo allí.

Las entradas para la II Cata del Barrio de la Estación se pueden conseguir ya en www.entradium.com y en la web oficial del evento a un precio reducido de 40 euros por venta anticipada (el precio oficial es 10 euros superior). Los visitantes podrán degustar en total catorce vinos de gama alta y siete tapas riojanas, una por bodega. Se anuncian conciertos al aire libre y actividades especiales. Bienvenidos al barrio.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn Share with friends

Deja un comentario

No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.


Culto al vino

Bodega Contador

Benjamín Romeo comenzó a elaborar sus primeros vinos en una cueva centenaria horadada en la colina donde se alza el castillo de San Vicente de la Sonsierra, y continuó en... [ + ]

Bodegas Olmaza

Bodega familiar de elaboración y crianza fundada en 1989 en San Vicente de la Sonsierra (Rioja Alta). Posee 45 hectáreas de viñedos propios en los términos municipales de San Vicente... [ + ]

Hotel Casona del Boticario (H***)

La Casona del Boticario es un hotel con encanto especialmente dedicado al enoturismo. Está ubicado en el centro de San Vicente de la Sonsierra, uno de los principales enclaves vitivinícolas... [ + ]